9- Oda la Viento


Wind, Vladimir Kush

Siento como mis manos recorren

el abismo de tu cuerpo, Inmutable.

Relajante e inquieto,

El alma, el aire,

Transitable

Amable…

Se percibe su aroma tranquilo, suave

Incita, Excita

A un comienzo loable

Se busca, se une

Se separa

Vuelve, regresa.

Viento en mis espaldas

Cómo añoro tus palabras en aquella mañana otoñal

Cuando siendo aún rojo y temprano

Invitaste a conversar a tus hijos;

Mas,

Piedad para el que solo creyó oír

Y no sentir

Siete veces siete

El deber de amar en cuerpo y alma

A todo aquello vivo y verde y muerto;

Y hoy te ofrezco, Padre mío,

Mi ser, carne y espíritu

Por la sabiduría de la Paciencia.

Aprender, dijiste…

Mas mi comienzo fue de prisa

Y encontré la soledad,

Negra y vacía y llana,

Experimenté solo, y así quedé.

Por eso, padre mío,

Al recordarte ahora

Con una mujer en mis brazos

Sus caricias sobre mi desnudo cuerpo

Y Júpiter juzgando,

Te siento en mí,

Tangible,

Palpable,

Y juro por Dios,

Que amaré.

Deja un comentario e inicia la interacción

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s