Las Bellas Imágenes de Simone de Beauvoir


Felicidades Cristina, me gustó mucho.

Pienso. Luego escribo.

Por Cristina E. Wilhelm

BeauvoirINTRODUCCIÓN

Cuando un filósofo hace literatura es inevitable que su línea de pensamiento se transfiera a la identidad de sus personajes. Seres imaginarios cobran vida a través de la palabra escrita y se transforman en una suerte de marionetas filosóficas que validan las conclusiones a las que ha llegado un pensador. Así, luego de leer El Segundo Sexo (1949) de Simone de Beauvoir y conocer sus ideas sobre el papel de la mujer frente al hombre a lo largo de la historia, es natural encontrar en su nouvelle  Las Bellas Imágenes (1966) a los personajes que hilvanan este relato, donde la acción se mantiene en un plano secundario, para dejar el protagonismo a los estados mentales de una mujer que cuestiona constantemente su entorno.

La mente existencialista de de Beauvoir da origen a una historia existencialista. Laurence, una publicista francesa, se llena de ansiedad al sentirse…

View original post 2,815 more words

Advertisements

Deja un comentario e inicia la interacción

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s